Últimas noticias

El glaucoma es la segunda causa de ceguera del mundo occidental después de las cataratas. 12.03.2013

El Glaucoma se define como una enfermedad del nervio óptico irreversible que puede deberse a varias causas y cuyo factor de riesgo más importante es la presión intraocular elevada (PIO). La importancia de esta enfermedad radica en que es la principal causa de ceguera irreversible en todo el mundo; se estima que 66,8 millones tienen glaucoma y 6,7 millones presentan ceguera bilateral. En cuanto a los países desarrollados  supone la segunda causa de ceguera, circunstancia que puede ir en aumento dada la mayor esperanza de vida de la población.  La prevalencia del glaucoma en adultos de más de 40 años es del 1’7% entre los de raza blanca y del 5’6% entre los de raza negra (estudios epidemiológicos basados en la población EEUU).

El glaucoma es la segunda causa de ceguera del mundo occidental después de las cataratas y se la conoce como la “ceguera silenciosa”, pues en su estado habitual no causa molestias hasta que su evolución es muy avanzada y sus efectos se hacen evidentes para el paciente, por ello es tan importante detectarlo a tiempo. La pérdida visual ocasionada ya no es recuperable, por lo que los actuales tratamientos están enfocados a controlar y estabilizar su evolución. 

Hablamos de Glaucoma cuando constatamos que el nervio óptico está afectado (éste actúa como conductor de información desde el ojo hasta el cerebro). Y hablamos de hipertensión ocular cuando únicamente la PIO está elevada. La PIO está determinada por la velocidad de producción del humor acuoso (líquido responsable del tono ocular), y por la resistencia y dificultad en su drenaje. Los factores que propician la PIO elevada suelen relacionarse con un desequilibrio entre la producción y el drenaje del humor acuoso, siendo la mayoría de las veces un defecto en la salida.  Hay gran variedad de tipos de glaucoma, aunque en términos generales oftalmológicos lo podemos clasificar según su origen (primario o secundario) y según la amplitud angular (ángulo abierto o ángulo cerrado).

DIAGNOSTICO
Dado que la mayoría de los pacientes afectados de glaucoma no suelen tener síntomas hasta entrar en fases avanzadas de la enfermedad, y teniendo en cuenta la irreversibilidad de los daños entonces producidos, es de vital importancia diagnosticar la enfermedad en su fase más incipiente.  Por ello son fundamentales loas visitas periódicas al oftalmólogo, más aún, cuando existen factores predisponentes: edad mayor de 40 años, antecedentes familiares, miopía, diabetes, hipertensión arterial o enfermedades cardiovasculares entre otros.

Barraquer da un paso más en el conocimiento genómico esta enfermedad ocular, implementando el estudio GLAUCOMAgen que permite valorar el riesgo relativo de padecer Sd. Pseudoexfoliativo y/o glaucoma pseudoexfoliativo  (PSX-GPSX).  GLAUCOMAgen está indicado para familiares de primer orden de pacientes afectados por la enfermedad, así como para pacientes con signos iniciales. El objetivo final del mismo es poder indicar medidas preventivas personalizadas lo antes posible. La toma de la muestra consiste en un simple cepillado de mucosa bucal, no causando ninguna molestia al objeto del estudio.

La exploración  por  el oftalmólogo consta de:
• Control PIO
• Medida del grosor corneal ( Paquimetría): Se relaciona la Paquimetría con la PIO en el sentido, que esta puede estar infraestimada o sobrestimada según la Paquimetría esté por debajo o por encima de la normalidad.
 Examen del nervio óptico: 
- Directo: Realizando un fondo de ojo.
- Estudio y cuantificación de la lesión:
• Campo Visual: Reducido de forma concéntrica en un Glaucoma avanzado.
• Tomografía (HRT)
• Polarimetría (GDX)
• Tomografía de coherencia óptica (OCT)

TRATAMIENTO
La mayoría de tratamientos van más encaminados a aumentar el drenaje y en algunos casos a disminuir la producción de humor acuoso.  Los pilares de tratamiento son tres, de menos a más invasivos:
• Médico -Farmacológicos: Generalmente mediante colirios que deben ser aplicados una vez al día, dos o tres en función de cada grupo farmacológico.  En casos muy concretos pueden administrarse comprimidos.
• Láser: De carácter ambulatorio. Hay tres modalidades. La iridotomía láser, habitualmente de carácter preventivo. Muy eficaz en el ataque agudo de Glaucoma. La Trabeculoplastia láser, apta para tratar glaucomas de ángulo abierto según su fase evolutiva y la edad del paciente. Y, finalmente, la Ciclofotocoagulación  transescleral diodo, enfocada a tratar directamente los procesos ciliares, productores de humor acuoso.
• Quirúrgico: Las dos técnicas más comunes son la Trabeculectomía y la Esclerectomía no perforante. Como tercera opción hay los implantes de válvulas. Estas técnicas favorecen la filtración del humor acuoso.

Cabe recordar que el glaucoma al ser una enfermedad crónica requiere un control continuado. Que en caso de requerir tratamiento con más de un colirio, debe esperar unos 5 minutos entre una gota y otra. Que el buen cumplimiento del tratamiento es indispensable para un buen control de la enfermedad y finalmente que un diagnóstico precoz de la enfermedad es el mejor aliado para poder controlar su evolución ya que la pérdida visual ocasionada ya no será recuperable.

Fuente: Centro de Oftalmología Barraquer

Síguenos en:

Más noticias

08.01.2016
Nuevo curso de OCT-SD
Nuevo curso de OCT - Spectral Domain, la tecnología más avanzada.

07.01.2016
Un implante intracameral de travoprost, para el tratamiento del glaucoma.
Un implante intracameral de travoprost, para el tratamiento del glaucoma.

30.12.2015
Concluye la fase de análisis genético del estudio Bioimage sobre la DMAE.
Concluye la fase de análisis genético del estudio Bioimage sobre la DMAE.